Páginas

lunes, 23 de enero de 2017

Pax Porfiriana




Se va este odioso 2016, que a nivel de este blog, ha sido cortito y al pié.
Con solo 24 entradas, esta claro que he bajado mi media de posteo, pero bueno, las cosas vienen asi, y más cuando esto lo hace uno por hacerlo, por amor al arte, y como dicen por ahí, total, los blogs ya no los leen nadie...

Voy a comenzar el año reseñil con una mini-reseña de uno de mis autores preferidos, algo alejado de los wargames, pero bueno.
Además el juego tiene la nota especial de ser un regalo de los colegas, y cuando sé que estos juegos no son de sus preferídos, el regalo adquiere un mayor valor.
Es el juego al que más he jugado el pasado año, y eso indica que, efectivamente, me ha gustado bastante.

Pax Porfiriana es un juego de cartas de P. Eklund, pero que nadie se confuda con el termino "juego de cartas".
Editado en 2012, la edición que Masqueoca (notable editorial, nefasta tienda) sacó en 2014 logró mejorar las tipicas ediciones de Sierramadre en cajas pequeñas, de las que por otro lado personalmente me parecen geniales (menos pajas en los juegos nos irían mejor a todos), pero no se puede negar que la reedición española es muy buena, tanto que un año después SierraMadre hizo una igual para el mercado internacional.

El juego te pone en la piel de un terrateniente/hacendado en Mexico en 1898, durante la dictadura de Porfirio, con la idea de intentar derrocarlo del poder y tomar el mando del país.
En caso de que se acabe la partida, ganará quien tenga más oro acumulado.





Con el "clasico" mercado central del que los jugadores van comprando cartas, el juego aporta cartas de varios tipos, desde ranchos o bancos, a periodicos, socios o fuerzas armadas.
Con dichas cartas, los jugadores deberan de ir formando su "imperio", hasta el momento en que aparezca una carta de Derrocamiento, con las que se puede intentar quitar a Porfirio del poder y ponerse un jugador (y ganar la partida),

Las bondades del juego son;

-Rejugabilidad. El hecho de que no todas las cartas se usen para formar el mazo del mercado, y que no sepas que está dentro o fuera, esto te asegura que ninguna partida va a ser igual. A lo mejor en una salen demasiadas propiedades, y en otra salen solo tropas.

-Puteo. Hay dos tipos de cartas que son sencillamente para putear a socios o a empresas del rival, o incluso para putearte a ti mismo (con la idea de lograr beneficios a costa de "suicidar" cartas propias).
Aparte siempre estan las tropas, que las puedes usar para proteger tus propiedades, o bien enviarlas a las empresas de los rivales para extosionarlas y robarles parte del oro que producen.

-La misma inmersidad del juego, que incluye muchisimas combinaciones/combos con las cartas, y que además de estar pendiente de tu partida, no te queda otra que estar atento a los rivales, sino quieres perder sin enterarte...

Lo peor:

-El arte de las cartas ha sido muy criticado, y aunque entiendo que en un primer vistazo puede parecer caotico, la verdad es que cuando sabes jugar, es mucho más sencillo reconocer las cartas de un vistazo, y a mi, que como siempre voy a contracorriente, si que me gustan bastante las cartas,

-La misma inmersidad del juego, que hace que en la primera partida no te enteres de nada, y que a partir de la segunda empieces a entenderlo, aunque no se cuantas necesitaras para dominarlo (yo llevo 6 y aún no lo pillo como para decír que soy un experto en él).

Como último aporte, el solitario que incluye, aunque te permite pulir/aprender mecanicas y los conceptos del juego, tiene poca chicha, siendo necesario para sacarle todo el jugo minimo 3 jugadores.

En resumen, otra genialidad de Eklund, en este caso, completamente en español, ese autor que no es para todos los jugadores. Yo por ejemplo se que, una vez pasada la "fiebre" de que me lo regalaron y había que estrenarlo, poco más lo voy a poder sacar a mesa, pero bueno, haré lo de siempre, aguantaré con una (leve) sonrisa sus juegos raros de enanos con hachas y cofres vacios, para esperar mi momento de llevar un juego, y contraatacar con Eklund...





1 comentario:

Masama dijo...

Buena Reseña....
...El último párrafo ma encantao!!!!!