miércoles, 22 de marzo de 2017

TARGET EARTH


Mientras Masqueoca te sigue vendiendo juegos que no tienen y traduciones de reglas en español que nunca te mandan, hoy traigo al CDF "TARGET EARTH", un curioso juego diseñado por un español en 2010, que aunque en su momento tuvo cierta repercusión, hace ya mucho que pasó al limbo del olvido jueguero.

Solitario, cooperativo y semi-cooperativo son las distintas formas en las que se puede jugar, aunque realmente esta última es realmente la que es el juego en sí, y sin duda a la que podemos sacarle más chicha.
En el año 2030, llega una invasión Ovni a la Tierra que amenaza con esclavizar a la raza humana.
Los jugadores, que dirigen organizaciones mundiales que intentan hacerle frente a los alienigenas, deberan de resistir durante 7 turnos, y al final de los mismos, cumplir unas condiciones para ganar. Y en caso de ganar, los jugadores enseñaran sus objetivos secretos, que añadiran Puntos victorias, para descubrir quien es el único ganador de la partida realmente.

Esta claro que la tematica, y hasta algunas mecanicas, estan tomadas de un famoso (en su mundillo) videojuego.
Los jugadores tendrán cada turno un presupuesto general de la Alianza, que primero deberan de decidir en que avance de tecnología se lo gastan en ese turno para mejorar un tipo de armamento (infanteria, tanques o Flota aerea) o en conocimiento Alien, teniendo en cuenta que para poder vencer la invasión, la Alianza deberá de tener este último en nivel 4, además de tener más PVs que los Aliens.
Cada avance tercnologico exige un gasto economico, y un minimo de Laboratorios en las bases de los jugadores, aparte el conocimiento Aliens pide tambien pagar puntos de conocimiento Aliens, que se logran venciendolos en batallas en tierra.
Se puede dar el caso, por ejemplo, que al final del turno, que es cuando se sube el nivel de la tecnología, si te han destruido laboratorios, pierdas el dinero invertido y no logres el conocimiento.

Al comienzo de la partida, al azar unos paises se uniran a la Alianza, y otros estaran ya invadidos por los Aliens, estando el resto en modo "neutral".
Los jugadores tendran una fase de Diplomacia en la que podran hacer 1 intento para lograr que un país neutral se una a la Alianza.
¿Y porque quedremos unir paises?
Pues basicamente porque nos otorgan Puntos de victoria (a los Aliens tambien) y un total de dinero, que cada turno recibiremos como presupuesto de la Alianza.

Una vez restado el dinero de la tecnología, el resto se divide entre todos los jugadores en partes iguales (lo que sobre se almacena para el turno siguiente en la caja de la Alianza).
Cada jugador con su dinero puede comprar modulos para su base, y unidades militares.
Cada tipo de modulo permite tener 1 unidad de un tipo, además de los mencionados laboratorios, y los radares, necesarios para poder enviar flota aerea a interceptar a los Ovnis antes de que aterricen en los paises objetivos.

Al azar se sacaran un número de ovnis (según el turno que sea, poniendose la cosa cada vez más dificiles conforme la partida avanza) y un país objetivo al azar (incluso las bases de los jugadores pueden ser objetivo Aliens).
Los jugadores podran intentar detener los Ovnis en el aire, o bien luchar con ellos en tierra, o enviar tropas a liberar paises ocupados por los Aliens.
El sistema de combate es muy sencillo y rapido, con simples lanzamientos de D6, donde los (5-6) son exitos, ganando quien haga más exitos (en caso de empate, siempre ganan los Aliens), haciendo que el perdedor elimine una unidad al azar.
Aunque este sistema puede parecer demasiado azaroso, teniendo en cuenta todo lo que hay que hacer en cada turno, me parece un sistema apropiado, más que otra cosa para evitar que la partida se alargue hasta las 4 o 5 horas.
Eso si, es innengable que, para los jugadores más duros, siempre se podrían crear unas reglas de casa y hacer el combate más elaborado, pero eso en si implicaría quizás mucho trabajo.

Como añadido, cada jugador puede jugar 1 carta durante cada turno, que añadirá distintos efectos durante las fases del juego, teniendo que elegir bien que carta jugar al tener esa limitación.

En cooperativo, los jugadores deberan de decidir que estrategía seguir, teniendo, en caso de empate o duda, el jugador inicial de cada turno la última palabra sobre algunas decisiones (nunca sobre las tropas de otros jugadores, que su propietario tendrá siempre la decisión de donde y cuando movilizarlas, y cuando retirarlas de la batalla).
Como es normal, entre los jugadores siempre existiran muchos dilemas y razones para seguir un camino u otro durante la partida, pero todo esto es incrementando con los objetivos ocultos, ya que cada uno intentará mirar por su propio beneficioso (se supone que cada organización, en secreto, trabaja para algún país en concreto), pero tendrán que colaborar para poder ganarle a los invansores.



¿Y despues de todo este texto, que parece de otros blogs serios más que del CDF, que me ha quedado en claro tras tres partidas de este juego?.
Para empezar, que es una frikada en toda la regla. Toma conceptos de los eurogames, de los ameristah y de los wargames/simuladores, pero no termina de ser ninguno en concreto, quedandose más en una simulación rara, una especie de 4x, y en definitivamente, un volcado en juego de mesa de aquel videojuego al que me refería al principio.

Demasiado duro para los jugadores "casuales" (lo pillé de rebote por 15 euros en una venta de segunda mano porque su dueño me dijo que era un regalo, pero que había intentado leerlo y que no lo entendía, asi que le daba puerta sin haberlo probado siquiera), pero demasiado poco realista para los wargameros, se queda en ese nicho de tierra de nadie.

A mi en cambio si me ha gustado, pero creo, como ya he repetido en la reseña, que siempre hay que jugarlo con las reglas del modo semi-cooperativo, ya que solo o en cooperativo puro pierde mucho, y puede llegar a aburrir o hacerse monotono.

Tampoco ayuda a que los devoradores de kistarter siquieran lo miren que no lleve minis, en vez de esos "cartoncitos feotes".
Yo ya sabía la frase de algún colega cuando lo jugara, que como no, tardaron poco en soltar:"-A esto le metes minis y es una pasada..."

Mapita montado, tabla de juego de cada jugador fina pero funcional, y fichas correctas para mi en cambio si cumplen con lo minimo para un juego, todo ello con un aspecto grafico decente, nada espectacular, pero bonito a su manera.

Seguramente si lo hubiera diseñado alguien con un nombre raro ahora sería un juego muy buscado, pero es lo malo de llamarse Jacobo.




No hay comentarios: