sábado, 5 de octubre de 2013

El efecto venganza eterna

Pongámonos en situación:
Final de una partida de cualquier juego entre más de dos jugadores.
Uno de ellos hace una jugada que no le beneficia a él, para putearte, aunque al final acaba ganando un tercero que pasaba por allí.
Ante tú cara de extrañeza, el sujeto se echa para atrás en la silla, y con una estúpida media sonrisa en la cara, te dice:
-¿Te acuerdas que en 1996 me atacaste en el Risk en una partida y me eliminaste? Pues toma, mi venganza es eterna...
Obviamente, el hecho de que con esa acción evite que tu ganes, aunque se condene a si mismo, es suficiente motivo para su alegría, aunque para alegría la del tercero en discordia...

Para muchos, es imposible trazar una linea divisoria entre partida y partida, y comenzar una nueva sesión sin tenerte en la cabeza, porque en la anterior para ganar tuviste que atacarle a él y tomar su capital.
Si, ya sabemos que el puto juego es de eso, pero a mi no me ataques porque es que te hago la cruz hasta que se olvide o otro me ataque a mi, pensará el pobre...

Sigo pensando que los juegos más allá del 1x1 son bastantes difíciles de disfrutarlos.
El motivo es simple, en los juegos 1x1 es imposible que alguien te coja ojeriza por atacarle, ya que no hay más nadie a quien atacar. Allí los perdedores solo les queda maldecir a los dioses por su mala suerte, lo de no saber jugar ya sabemos que eso no...

En cambio, en los juegos para más jugadores, siempre hay alguno con el efecto"venganza eterna", que como oses atacarle ya sabes que te has ganado su enemistad para cualquier cosa que juguéis para mínimo 1000 años sin exagerar. Exagerando 10.000 años.
Entonces, llega otro efecto, el efecto "mucho miedo y muy poca vergüenza."
Nadie ataca, todo es pacifismo, paz, amor y su puta madre. ¿Porque te crees que inventaron el AGRICOLA y el CATAN?
Pues para que los jugadores de ahora se crean que estan en otra cosa menos en atacarse y se queden más tranquilos, aunque todo sigue siendo realmente lo mismo, pero escondido y tapadito.
El problema es que a este paso los juegos serán de todo, menos competitivo,  y todo se reducirá a reunir puntos/dolares/plátanos o bananas en tu zona de juego, a tu bola, solo para al final hacer un rápido conteo y poquito más.

Y es que muchos jugadores no terminan de separar la realidad de la partida, y se toman demasiado en serio todo lo que concierne al juego, haciendo imposible estar en el mismo grupo que una persona con este mal vicio.


En definitiva:

EDAD FÍSICA






EDAD MENTAL


2 comentarios:

Dolosohoo dijo...

Son cosas inevitables cuando tu grupo de juego es muy limitado.

Por eso es mejor airearse un poco y variar los juegos entre la gente.

Mi hermano siempre tiene una pugna irracional conmigo en los juegos.

Tanto que suelen comerle la merienda, porque en vez de hacer estrategias propias tiende a reaccionar ante mis movimientos...

Saludos cordiales.

Maestro Liendre dijo...

Hombre, es que jugar con la familia, da para otro tema entero.
Que me lo digan a mí, que cuando con 10 años le ganaba a mi padre al ajedrez del manotazo mandaba al suelo el tablero...

Gracias por comentar.