miércoles, 2 de octubre de 2013

SMACK DOWN

Hoy voy a hablaros sobre, seguramente, el peor juego de mesa que tengo en mi colección.
Ya se que otros blogs y paginas os ponen reseñas de grandes juegos, pero aquí en "Cartas, Dados y Figuritas" semos así...

Corría el año 2007, y el Wrestling en España volvía a estar de moda.
Para los que no lo sepan, el Wrestling por aquí la mayoría lo llama Presincat, nombre residual y duradero de cuando la primera etapa de gloria en Telecinco allá por mediados de los años noventa.

Si, lo reconozco, a mi me gusta el Wrestling. Aunque lo veo por épocas, siempre que puedo me acerco a ver como sigue el tema.
Y espero que ninguno me digáis lo mismo que me dicen mis amigos, que si no sé que todo es mentira.
Si, es mentira. Lo mismo que el cine y la Televisión o las novelas de ficción...

Pero centrémonos que me disperso.
Cuatro había vuelto a apostar por la lucha libre, y la cosa funcionó muy bien.
Tanto como, para un año después (2008), aparecería por las estanterias de las grandes superficies este juego del que os voy a hablar hoy;

SMACK DOWN

Frontal caja

Trasera Caja
Fichas de los Luchadores
Marcadores

Portada Manual
Interior Manual
Tablero
Algunas cartas juego
Los componentes son de una calidad media tirando a baja, sobretodo las cartas que son de un cartón muy malo (eso si, más de 200 repartidas en 3 tipos de mazos).
El tablero es seguramente lo que más cuidado esté.
Se puede decir que la caja viene bastante llena de aire, vamos, que es muy grande para que resalte más en comparación con lo que trae.

El principal problema de  SMACK DOWN es su caótico manual de reglas, que no logra hacernos entender como se juega salvo si te dejas neuronas en el camino.
Aparte, se nota que es un manual sin pulir, ya que se usan términos cambiados, o que directamente no existen en el juego.
Pero seamos sinceros, el verdadero problema del manual, es que no tiene sistema de juego que explicar...
Por lo que yo he llegado a entender, el juego es:

Cada jugador coge un luchador, un marcador de energía y 50 cartas al azar del total de cartas. Si, como lees, barajas las más de 200 cartas, y cada uno coge 50.
Notorio porque hay de 3 tipos distintos, pero da lo mismo, oye...

Después, cada jugador se coloca en una de las filas de entradas al Ring central, y en turno, van robando 1 carta y tirando un dado, para avanzar por las casillas, y al caer en cada casilla, sufre lo que ponga en la misma (y a mí que esto me suena...).
Los jugadores tienen que conseguir llegar al Ring con una tirada exacta, si no es exacta el sobrante lo cuentan hacía atrás (esto también me suena).
Después de un rato con semejante diversión, cuando todos los jugadores estén ya en el Ring, los jugadores en cada turno pueden o robar una carta, o comenzar un combate contra un rival que esté en el Ring.
¿Como es el combate?
Estratégico y emocionante, ya veréis;
El jugador que ataca lanza una o dos cartas, y el defensor lanza una o dos cartas.
Las cartas tienen un modificados o en positivo o en negativo, entre 1 y 10. Sumas el total del atacante y le restas lo del defensor. El total se lo quita el defensor de su energía. (Creo que era así, ahora no me preguntes si los positivos se usan solo para atacar, y los negativos solo para defender, porque ya a tanto no llego, lo siento...)

El juego acaba cuando solo queda un luchador con energía.

IMPRESIONANTE.

Si tanta emoción te parece poco, el juego trae las reglas añadidas por la cual algunos luchadores se pueden unir contra otro, en alianzas, pero que cualquiera puede romper cuando quiera. Brutal...en todos los sentidos.


Pues si, como habrás comprobado si has leído hasta aquí, este juego es un puta basura.
La editorial fue Game for Table Races SL, que tiene mucha pinta de ser una creada para dicho juego y que nunca más se supo.
En los créditos, el juego aparece como una idea de César Alvarez Holgado, pero desarollado y diseñado por Rafael Nuñez-Maturana.


El sistema de juego en su mayoría es inexistente, simplemente es una idea inicial, pero que se nota que nunca la llegaron ni a terminar, ni mucho menor a testear.
El manual es una confirmación de lo anterior; ideas inconclusas y mal definidas, con frases engorrosas solo para rellenar las tres paginas de manual como sea.
El tablero no pasa de ser una copia de la escalera final del parchís con cosas de la oca.
Las cartas tienen mucho texto, pero para nada, solo se usa los modificadores, y no se termina de dejar claro para qué y como usarlos.

Y ahora llegamos a la conclusión final, tenían un tema en apogeo en aquellos años, tenían comprados los derechos de la WWE,  para poder usar sus luchadores, sus fotos, y por todo eso seguro que pagarían un pastón, ¿tanto les hubiera costado haber estado un mes creando el sistema del juego, y otro mes para testearlo y cambiar posibles fallos?
Seguramente,  SMACK DOWN hubiera tenido mejores ventas, y ahora sería un juego buscado, y no lo que es ahora, uno olvidado.


TIEMPO JUEGO  Nunca
LO MEJOR           Wrestling
LO PEOR              Todo lo demás

VALORACIÓN PERSONAL







2 comentarios:

Cristian Becerra Porrón dijo...

Ajajajaja. He visto este enlace en la BSK por curiosidad cuando iba a publicar mi reseña del Pandemia. Ostras, no sabía que había un juego de ésto. Juas, tiene pinta de ser cutre cutre por lo que has contado.

Añado tu blog al mío. Si no es inconveniente, añade el mío al tuyo.

Gracias y un saludo.

http://stegyland.blogspot.com.es/

Maestro Liendre dijo...

Mira que yo me he tragado cosas malas (...), pero este es injugable a un nivel exagerado. Pero es wrestling...jajaja

Gracias por pasarte por aquí y por comentar.
Y por añadirme a tus enlaces, ya tengo tu blog añadido aquí.

Un saludete.