viernes, 13 de febrero de 2015

SAMURAI SPIRIT




Samurai Spirit puede ser jugado en solitario, o con 2 a 7 jugadores en modo cooperativo.
Los jugadores toman el rol de un samurai contratado por una pequeña aldea para resistir el ataque de una banda de bandidos (¿os suena no?).

Los componentes son 66 cartas de bandidos, un tablero pequeño que representa la aldea, 7 paneles para cada uno de los samurais, y marcadores de cartón y peanas de madera.

Para echar una partida, decides el nivel de dificultad, cada jugador toma un samurai (o si juegas solo, tomas 2), y se prepara el mazo de bandidos, atendiendo a una reglas según la dificultad y el numero de jugadores.

Samurai Spirit se divide en 3 rondas, cada una de ellas divididas a su vez en turnos de cada samurai, hasta que se llegue al final de cada una de las rondas, que ocurre cuando no quedan cartas en el mazo de bandidos o todos los samurais han pasado.

En cada uno de sus turnos, cada samurai lo primero que hace es recibir la penalizacion (si la tuviera) de la ultima carta de bandido a la que está atacando.
Despues, puede decidir por pasar lo que queda de ronda, apoyar a otro samurai, para lo cual le pasa a dicho samurai su marcador de talento especial, y una carta del mazo de bandidos se pasa directamente al mazo de asaltantes.
Tambien puede luchar.
Roba la primera carta del mazo de bandidos, y la muestra, tras lo cual debe decidir si la pone en su lado izquierdo de su personaje, que a efectos de juego hará que se está defendiendo, pero solo puede hacerlo si no tiene ya una carta del mismo tipo (hay 3 tipos) en el lado izquierdo, y si dicha carta tiene algún tipo de icono, claro. Si puede y quiere defender, su turno se acaba y no pasa nada, pasando el turno al siguiente jugador.
Si opta (o no lo queda más remedio por no poder defender) atacar a la carta de bandido, la coloca en su lado derecho, el lado de combate.
Actualiza su contador de combate (que siempre será el total de los valores de los bandidos con lo que está luchando), y si es menor a su valor de Ki, logra mantener a raya a los bandidos, y pasa el turno.
Si el valor es igual a su Ki, el samurai hace un ataque especial, y manda al descarte la primera carta de Bandidos de su fila derecha de combate, actualizando el valor de Ki. Además, cada samurai tiene un efecto especial que puede usar cada vez que haga su ataque especial, si lo desea.
En cambio, si despues de añadir la nueva carta de Bandidos a su fila derecha, el valor es mayor que el Ki del samurai, el jugador deberá destruir una barricada (o una granja si no quedan barricadas) de la aldea, y en su proximo turno, si su Ki sigue sobrepasado, deberá pasar automaticamente.

Este proceso se repetirá hasta que todos los samurais pasen, o no queden cartas de bandidos en el mazo.
Si el final de turno es porque todos pasan, y aún quedan cartas de bandidos, estan pasan todas al mazo de amenazas.

Al final de cada ronda, cada samurai que no halla defendido (colocando una carta a su izquierda) alguno de los 3 tipos de iconos, recibirá una penalización por ello.
Si aún queda alguna familia viva, los jugadores podran repartir los beneficios de las que sobreviven.
Y despues, deberan de ir relevando una a una las cartas que han acabado en el mazo amenazas, y cada una de ellas iran creando penalizaciones, que generalmente será destruir barricadas o granjas.

Si al menos aún se mantiene en pie una granja y una familia, comenzará la segunda ronda, creando de nuevo el mazo de bandidos, pero está vez añadiendo las cartas de los lugartenientes al mazo y volviendose a jugar una ronda como la primera.
Si al final de la segunda aún los samurais mantienen la aldea, se jugará una tercera ronda final, pero añadiendo al mazo de bandidos los Lideres.

Y si por fín al final de la tercera ronda la aldea sigue con al menos 1 granja y 1 familia, los samurais habran ganado la partida.

Este es el sistema, a grandes rasgos, del juego.
Aparte, cada samurai tiene una habilidad especial, que siempre tienen activa y pueden usar cuando quieran, y que si usan la acción de apoyar, le daran el marcador de dicha habilidad a otro samurai, que durante su proximo turno jugará como si la tuviera (además de la suya original), y al final del turno le devolverá el marcador al samurai que se le apoyó.
El uso de estas habilidades implica realmente si vas a llevar la partida mejor o peor, siendo importante que los samurais tengan habilidades complementarias.
En el juego se indica que a la hora de elegir a los samurais, se haga al azar o directamente a dedo, y piendo que para las primeras partidas es mejor la segunda opción, dejando la primera para cuando controlemos un poco más el juego y así subir la dificultad del mismo.

Sobre la dificultad, el manual de reglas aporta 4 niveles de juego, pero el normal me parece poco reto, así que mi recomendación es jugar solo una primera partida, y ya despues pasar al siguiente.


Samurai Spirit se presenta como un economico juego, con componentes bonitos.
Sobre las partidas que he jugado, es un pasatiempo rapido (normalmente no estaras más de media hora), y aunque algunas veces parece que no has podido hacer nada como te vengan malas cartas de bandidos, si que creo que tienes que hacer elecciones durante la partida que a la larga termina influyendo en el resultado, y esto lo ves cuando analizas la partida que perdiste y descubres en que has fallado.

En solitario, usas 2 samurais, pero tienes la regla de que durante un turno, y solo una vez por partida por cada habilidad, un samurai puede usar una habilidad de los samurais que no usas como si la tuviera, y eso añade mucha más estrategía para discurrir cuando conviene más usarlas o no, aunque creo que hay más dificultad al tener solo 2 samuraís disponibles.

Tambien he podido jugar con 2 colegas, a 3 samurais, y a las anteriores sensaciones, hay que unir todo los que ocurre alrededor de la mesa entre los jugadores, que sin duda es un aliciente más al juego, y que lo termina enriqueciendo, con discursiones sobre el mejor plan para ganar, sin olvidar que con varios jugadores es totalmente cooperativo.



En resumen, una agradable sorpresa de un pequeño juego, que me llamó la atención por el tema y las ilustraciones, pero me ha terminado convenciendo como juego.


2 comentarios:

Cesta de Patos dijo...

¡Gracias por la reseña! Este juego lo tenía en mis encargos de Essen pero ni pudieron traérmelo ni después había vuelto a hablar de él. Tiene tan buena pinta como recordaba :)

Maestro Liendre dijo...

Gracías a ti por pasarte por aquí y comentar.