domingo, 2 de noviembre de 2014

Sherezade (Emira)




¿Cual es el sueño de muchos seres solitarios y con problemas de comunicación con el otro sexo mas allá de la consabida transacción monetaria?

Si, tener un Harén.

Pues en el año 2006, Paul Van Hove y Liesbeth Vanzeir crearon "Emira" (publicado en España con el titulo Sherezade por mis archienemigos de Devir), un juego basado en los relatos de Las Mil y una noche.
Cada jugador toma el rol de un Jeque de Arabia, y gana quien logre tener un completo Harén en primer lugar.

El juego está dividido en turnos.
Los jugadores cada turno reciben unos ingresos, que parten de un fijo que se puede incrementar por las rutas comerciales que tengas.
La base del sistema es una subasta principal, donde los jugadores pujan por ser los primeros en tomar acciones, ya que cada acción solo se puede hacer una vez por turno.
Por ejemplo, si yo compro una caravana de camellos, hasta el próximo turno nadie más puede volver a comprar una.

Después, al final de cada turno, la princesa revelada al principio del mismo elegirá a que palacio va, los jugadores pagaran el mantenimiento, y se volverá a comenzar otro turno.

Uno de los problemas que puede acarrear el tema es parecer que estamos tratando a las princesas de forma poco honrosa, pero los diseñadores lo resolvieron muy bien, ya que, por unas fáciles reglas de preferencias, no somos nosotros los que elegimos a las princesas, son ellas las que deciden a que palacio van, que parece una tontería, pero es una notable diferencia.
Además, cada una tiene su propia forma de ser, y aunque la mayoría son "buenas", hay algunas que son más "peculiares"...

Como es normal, a muchos el propio tema les seguirá pareciendo poco ético, pero oye, que monten un juego de jequas arabes que reúnen Harenes de príncipes que yo lo juego también...

Además de las subastas y las acciones (que van desde comprar camellos a ganar mirada penetrante), el juego añade un mazo de cartas de eventos.
Se puede jugar 1 carta por turno y por jugador, y aparte cada jugador puede pagar para robar más de estas cartas de dicho mazo.

Se puede jugar de 3 a 5 jugadores, aunque creo que el numero mejor es 4, ya que a 5 creo que se puede alargar en demasía.
Y esto puede ser un problema con cualquier numero de jugadores si estos no terminan de tener claro la mecánica de juego.
Aunque en un principio puede parecer que dominar completamente todas las rutas comerciales, lo que te dará más dinero es lo mas rentable, eso puede hacer que tus rivales reciban una o dos princesas en su palacio de ventaja sobre ti, y eso a la larga puede ser definitivo para la partida.
Y la verdad es que siendo un eurogame, que cada turno salga una princesa al azar, con sus pros sus contras y sus preferencias, hace que halla bastante más azar de lo habitual en estos tipos de juegos.



Sherezade (Emira) fue un juego que cuando salió levantó bastante revuelo por su tema, pero pronto cayó en picado por las malas criticas, que junto con lo antiguo que es, hace que esté en el olvido.
Parece ser que bebe de otro juego anterior (Príncipes de Venecia) aunque como no conozco el original no puedo opinar sobre si es un homenaje o no tienen nada que ver.

A mi me ha parecido por lo menos curioso el sistema de las preferencias de las princesas, y sobre todo, que algunas sean más caprichosas que las demás y que creen efectos perjudiciales.
Los dibujos me parecen bastante buenos, algo raros, pero totalmente temático.
Seguramente a la larga puede parecer repetitivo, sobre todo si no eres de eurogames, pero las primeras partidas será bastantes divertidas por la cosa de ver cada turno cada princesa a que palacio irá.

Teniendo en cuenta que lo compré bastante saldado, tampoco se le puede pedir más.






No hay comentarios: