lunes, 2 de junio de 2014

DC Comics Deck-Building Game


Otro juego de cartas con el sistema de "construcción de mazo".
Creado en 2012 por Matt Hyra  y Ben Stoll y editado por Cryptozoic Entertainment.


Ambientado en los comics de DC, cada jugador toma el rol de un superheroe, y debe de ir completando su mazo y venciendo a villanos para al final, ser el que tenga más puntos victorias acumulados.

Mucho más simple que Thundestone o Dominion, el juego se asemeja bastante al otro card games del mismo tipo, Ascensión, ya que ambos apuestan por un entorno rápido, y en el cual en cada ronda cambia las distintas cartas disponibles en el centro de la mesa para ser compradas o vencidas.

En DC, hay aparte una pequeña selección de supervillanos, que los jugadores podrán atacar cuando puedan o quieran, dando normalmente muchos más puntos de victorias y poderes especiales y poderosos.
Lo original del asunto es que cuando uno apaliza al supervillano de arriba del mazo, el siguiente es puesto bocarriba, para a continuación hacer un ataque a todos los jugadores, siendo diferente en cada carta.
Mientras que normalmente en estos juegos las cartas aportan un tipo distinto de valor, que generalmente sirve para comprar o para derrotar, en DC solo se usa una única característica, que lo mismo vale para una cosa como para otra.


Aunque el problema del juego radica en que tiene poca estrategia a la larga (normalmente siempre tendrás claro que carta comprar según tu mano y lo que halla en la mesa y hasta que llegue tu turno no puedes ni preparar dicho turno), el tema está bastante bien añadido al juego, y para aquellos jugadores de los juegos de "poco pensar" o con ganas de esos días de no desgastar mucho la cabeza, es ideal.
Sus dibujos son también lo mejor del juego, aunque aquí tienen mucho camino andado, claro.

En su lado malo, que no es Marvel, y eso se nota bastante (por lo menos para los seguidores de Marvel, como un servidor).
Aparte, creo que aunque tiene un montón de superheroes para jugar, la mayoría están bastantes desnivelados, siendo algunos demasiados poderosos y otros demasiados endebles.
Personalmente me gusta para un par de partidas, pero a la tercera ya me aburre, y después prefiero estar un tiempo sin jugarlo.

Su reducido precio, sobre todo cuando se compara con su más directo competidor, Marvel Legendary que cuesta el doble, es sin duda su máximo reclamo...






No hay comentarios: